70 años sin Machado


Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,

y un huerto claro donde madura el limonero...

Con la misma fuerza que nuestros antepasados celebraban el espíritu liberal de la Pepa de 1812, lanzaban años después rosas sobre la cabeza absoluta de Fernando VII. Esto no es un caso único, sino que se ha venido repitiendo -Casas Viejas, memoria histórica…- con armónica constancia desde hace siglos por Andalucía. Somos un pueblo enfermo de alzhéimer. Setenta años después  las viejas raíces de Machado se secan bajo el sol de Colliure, destino último del poeta de los olivares de Baeza y los campos de Soria.

Hasta allí se trasladó este fin de semana una delegación andaluza para celebrar el aniversario de la muerte del poeta sevillano.  Compuesta por ocho poetas (Elena Medel y Carmen Camacho entre otros) y miembros del ejecutivo andaluz  como Rosa Torres y Fuensanta Coves; la delegación sirvió de representación de cada una de las provincias andaluzas durante los actos dedicados a la muerte del poeta.

Sin embargo, me pregunto hasta qué punto es real esta representación. El 70 aniversario de la muerte de Machado solo ha servido para abrirnos los ojos a una triste realidad. Machado solo existe en los libros de unos pocos colegiales, un par de líneas y una placa en la calle Dueñas, donde está el palacio de Dueñas en el que nació. Nada más. 70 años no han sido suficiente para un aniversario con honores en su ciudad natal, salvo la excepción de los actos organizados por su fundación en Baeza.

Y no era por falta de acontecimientos precisamente. El Festival de Perfopoesía se ha cruzado en las fechas con el aniversario. Mientras se encerraban en habitaciones invisibles, montaban escaleras de libros, daban lecturas de “poesía india devocional”, nada de recuerdos (salvo contadísimas excepciones de algunos autores) a Machado en unos actos que pretendían acercar la Poesía a los ciudadanos. No ha sido la única tacha. Algunos hemos echado de menos tanguillos y pasodobles sobre esta efeméride en el concurso oficial de agrupaciones del Carnaval de Cádiz.

Cuánto han cambiado las cosas. Hace casi cien años la gente se echaba a las calles para portar el féretro de Bécquer, para celebrar aniversarios de Alberto Lista… hoy hemos olvidado a Antonio Machado y solo nos lanzamos a la calle -es una generalización- para celebrar barriladas botella en mano. Decía Machado en su poema Retrato: “Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito…” Queda claro que tras setenta años, Andalucía sigue sin pagar su deuda.

*También publicado en el blog In Ictu Oculi.

About these ads

Acerca de Buentes

Poeta y Periodista con muchas ganas de aprender. Ver todas las entradas de Buentes

2 responses to “70 años sin Machado

  • Jack Daniel's

    La Sevilla oscura y tétrica jamás aceptará a este Machado, Pablo. Ellos prefieren quedarse con el otro, el que alababa los dos colores de la bandera vencedora.
    Machado, don Antonio, renegó de ellos y lo hizo públicamente, como tú has citado. Esa soberbia divina no se la perdonarán jamás. Como tampoco perdonan a Federico haber sido como fue, ni a Miguel Hernández. Es el pueblo, para quién él escribía, quien tendría que liderar esos homenajes, el pueblo que recibió sus versos como un lilimento que aliviaba sus heridas. Pero este pueblo tiene memoria frágil y además no sabe inculcar el respeto a la memoria entre sus descendientes.
    Es una lástima, porque voces como la suya no abundan, tan claras, tan sencillas, tan humildes y con un mundo tan vasto dentro.
    Yo quiero ser aquí el palo que sustenta al viejo limonero, cansino bajo el peso de su sombra milenaria. Y quiero ser el eco de una voz que amó tanto a España que fue capaz de soportar el más grande dolor que existe; renunciar sin pedir nada a cambio a su amada.

  • Buentes

    Yo creo que en Sevilla el problema está en que la gente pasa de las raíces. Este finde estando en Cádiz me sorprendió que toda la gente conociera las historias antiguas de la ciudad, digo anécdotas, poetas y todo… Es increíble, el Carnaval les ha servido como memoria activa de la ciudad.

    Nosotros hemos perdido el hilo. Tenemos Feria (alcohol) y Semana Santa (incienso y mamonadas en las cofradías) pero hemos perdido la memoria igual que perdimos las cruces de Mayo en las plazas y los carruseles de coros por el paseo del río.

    La gente ha olvidado a los Machado. A Antonio, a Manuel, al padre y al abuelo. ¿Quién sabe hoy quién era Demófilo y por qué era una figura importante?

    PD: A mí Manuel Machado no me parece mal poeta por haber cantado al fascismo, es algo que encuadro en una mentalidad de la época, igual que no tacho de machista y de hijo de puta a Platón por defender lo que propugnaba en La República. Los versos de Manuel brillan por sí solos, quizás un poco menos que los de Antonio, pero con la misma frescura. Es una pena su cercanía al franquismo… pero creo que ya ha pasado y hay que comenzar a distinguir sus poemas “de batalla” y los demás (los realmente buenos).

    PD2: Me encanta Manuel Hernández… figura importante en los comienzos de mis lecturas. Su “Elegía a Ramón Sijé” es uno de los pocos poemas que me sé de memoria entero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

%d personas les gusta esto: