Reflexión sobre la pena de muerte


Esta entrada sirve como hilo conductor de mis argumentos en contra o a favor de los comentarios publicados en el post “Oportunismo (Reflexión personal)“. No voy a hablar de Marta del Castillo, sino de la pena de muerte y la cadena perpétua. Les pido paciencia, que es la que he tenido al escribir mis ideas, al leer el cuerpo del mensaje.

Cadena perpétua y justicia española
Cadena perpétua y justicia española

Muchos lectores han tenido la generosidad de compartir sus ideas con el autor de la entrada, y yo, ahora, quiero abrir un debate serio sobre las penas judiciales, para ello, analizaré con mi punto de vista algunas respuestas:

- Mari Trini Giner,colaboradora del blog, nos pasó un link con una cita inquietante:  ‘La Ley y el crimen se parecen en que sólo consiguen obediencia cuando despiertan temor. Es el miedo al castigo lo que hace sumiso al hombre’. “Admitiendo este razonamiento, el referéndum que pide el padre de Marta del Castillo para decidir sobre la implantación de la cadena perpetua tendría mucho sentido”.

En mi opinión, este razonamiento es completamente falso. Es una salida de tono, una opinión radical que niega la legitimidad del poder. Porque, señores, si el hombre es sumiso a la Ley (obediente, por tanto, con el poder) es porque la considera legítima. La Constitución española se acepta porque se acepta el poder que la promulgó como legítimo, no porque el individuo tenga miedo al castigo. Las leyes son una guía de mínimos para organizar la sociedad, y están aceptadas por, perdón por la redundanica, la legitimidad del poder que las promueve y vigila su cumplimiento.

Señores, si una ley sólo se obedece por miedo, si este supuesto es cierto, entonces no vivimos en una democracia. Viviríamos en una dictadura, en un Estado autoritario ilegítimo, que arranca al hombre de uno de sus derechos fundamentales: elegir sus miedos.

- David, un lector, escribió: [...] “QUEREMOS JUSTICIA ¡YA!
¡QUE MARTA NO QUEDE EN UN SIMPLE CARTEL! Hay que seguir luchando hasta el final, para exigir justicia por nuestra niña y por todas aquellas víctimas de criminales. Que estos asesinos no estén en la calle mañana mismo.
¡PORQUE TE PUEDE PASAR A TI!
REFERÉNDUM POR LA CADENA PERPETUA”.

Mi opinión: David, cuando hablas de que queréis (uso esta forma verbal porque creo que hablas nombrando a un colectivo) “Justicia ¡Ya!” no entiendo muy bien que queréis expresar con esta idea: los delitos serán juzgados por el órgano pertienente, aplicando la ley y presentado su resolución. La Justicia actuará, eso no lo dudes, pero es muy diferente que se intente manipular a la opinión pública para presionar a un juez, y que este aplique la pena más alta (no quiero que me malinterpretes, supongo que esta no es vuestra intención). Pero, con estos mensajes, estáis reconociendo que no consideráis apropiada la pena que se le va a aplicar (en el supuesto de que sea culpable) y que exigís un cambio. Bueno, como ciudadano y colectivo es muy apropiado que lo hagáis, pero siempre con responsabilidad. Hablar gratuitamente de la cadena perpétua tiene consecuencias muy graves: estáis insensibilizando a la población, habéis soltado la idea de que 10 años (supuesto) de condena es poco, o inutil. Cuando, en la realidad, es todo lo contrario: cada mes, semana -ya no quiero pensar en años- que un preso vive sin libertad es un dolor horrible, un castigo inefable. No estoy justificando nada, ni a nadie; pero nosotros, como ciudadanos, no podemos imaginar lo que debe significar que te priven de uno de los derechos que otorgan dignidad al ser humano: la libertad. Tampoco quiero, con este argumento, eliminar los daños que ha producido el imputado, pero siempre viene muy bien posicionarse de las dos partes (acusado, acusador) a la hora de legislar. Los medios, con estos casos populistas, han eliminado la empatía, y hoy en día mandar a la cárcel a un preso por 10 años nos parece un chiste.

Por otra parte, David, la frase “ Que estos asesinos no estén en la calle mañana mismo“, me parece injusto e irresponsable. Primero: ya estáis diciendo que el imputado es un asesino, negando, sin miramientos, la presunción de inocencia. Desde vuestro punto de vista, que exigís justicia, no me parece responsable. Además, con la expresión estáis calificando al Poder Judicial de negligente, no esperáis su dictamen porque, desde vuestra opinión, siempre será pusilánime. Estáis reforzando la idea de la legitimidad de la cadena perpétua (mi opinión ya la he desarrollado arriba), e intentando influir sobre un tema genérico (“estos asesinos”), sin dar nunca pie a la reinserción social. Además, ¿cuándo es mañana mismo?,¿es un tiempo metafórico? El afán de revancha se ve en este lema: ¡queréis ser vosotros los que juzguen y dictaminen la pena! Por tanto, me parece que perdéis vuestra fuerza lógica con este lema.

Por último, David, la expresión “¡PORQUE TE PUEDE PASAR A TI!” es un ejemplo claro de demagogia. Un elemento retórico que no ayuda a vuestras reivindacaciones. No se puede exigir cambios con lemas como este.

- MarcoMac, miembro del blog, escribió: “Seguid defendiendo a los asesinos“. Hay que establecer penas más duras aunque NO PENA DE MUERTE:

2. “tengo cosas más interesantes que memorizar que el nombre de una niña asesinada” TE CONTRADICES con “opinión (…)pensada desde el respeto al dolor ajeno”.
¿Qué tipo de respeto es ese? Volvemos al circo mediático.

3. Los padres de Marta [...] tienen todo el derecho del mundo a que sean recibidos por el presidente [...] ¿No están haciendo una buena labor los padres de MARILUZ [...]? Pues ellos empezaron reuniendose con el presidente… así que creo que no es tan malo ¿no?

Solo pido contraste y respeto, por lo demás cada uno tiene su punto de vista.”

Mi opinión: Primer aspecto, MarcoMac, con la expresión “Seguid defendiendo a los asesinos” estas haciendo uso de esa frase tan recurrente de “o conmigo o contra mí“. Dura filosofía. Nadie defiende a los asesinos, yo, en este texto, he pedido empatía, algo que el circo mediático suele robar a estos casos.

Segundo, quiero expresar mi idea de que la cadena perpétua es una condena peor que la pena de muerte. Desde el punto de vista de alguien a favor de la pena de muerte, ir en contra de la cadena perpétua es una contradicción: ¿acaso no hay mayor castigo que ser prisionero toda tu vida? Cuando hablas de penas más duras, me gustaría que me contases cuántos años “te caen” por homicidio. Mi idea es que la población no conoce las condenas y por eso exige siempre más, reacción producida por la idea que le he dicho a David: el irresponsable uso de la idea de cadena perpétua. Además, ¿para qué se exigen más años?, ¿con qué finalidad? Sigo en la misma línea: por revanchismo. Yo creo en la reinserción, no en penas más duras.

Tercero: expresión dicha por grivas en su entrada y contrarestada por ti: “tengo cosas más interesantes que memorizar que el nombre de una niña asesinada”.  “TE CONTRADICES con “opinión (…)pensada desde el respeto al dolor ajeno.” -“¿Qué tipo de respeto es ese? Volvemos al circo mediático”. MarcoMac, en mi opinión, no hay ninguan falta de respeto con la actitud pasiva frente a este asesinato. Grivas concentra su opinión en una idea que seguro que muchos comparten: no me interesa tomar partido en este caso, lo único que me molesta es el bombardeo mediátivo.

Por último, MarcoMac, dices:

3. Los padres de Marta [...] tienen todo el derecho del mundo a que sean recibidos por el presidente [...]

Nadie te niega que los padres de Marta o Mari Luz tengan el derecho de ser recibidos por el Presidente. Pero este hecho explica la carga mediática engañosa e interesada que tienen los hechos. Zapatero se reunió con los padres porque los acontecimientos tenían una repercusión social importante, nada más, pero no me parece en ningún momento una maniobra lógica: porque para quejarse del Poder Judicial exisiten los órganos pertienentes (defensor del pueblo), ¿qué derecho tienen estos padres por encima de cualquier otro ciudadano? La respuesta es ninguno, sólo llegaron a la Moncloa aupados por el morbo. Mal presagio. Además, dice muy poco a favor de un líder político que se reune con dos ciudadanos normales, aupados por el morbo -redundo-, y que no tienen ningún argumento de autoridad para expresar sus ideas: señores, seamos serios, que esto es el populismo más chavacano que se puede encontrar, leches, que ni Perón ni Berlusconi.

Además, sentencias diciendo “¿No están haciendo una buena labor los padres de MARILUZ [...]? Pues ellos empezaron reuniendose con el presidente… así que creo que no es tan malo ¿no?

Tu argumentación está muy cogida por los pelos. Nadie ha dicho que lo que hacen los padres de Mari Luz sea bueno, en mi opinión es una farsa, que deseo que se acabe y que no llegue a nada. Hay que ser serios en esta vida: ir con un autobus por España, con la niña recién enterrada, con la demagogia que tanto gusta en estas tierras. No me parece sensato. Por cierto, sería muy, pero que muy interesante, conocer quién ha pagado esa logística. Espero que no Telecinco, cadena que de Periodismo no tiene nada. MarcoMac juzgar las acciones en bueno o malo, según lo que un político haya ayudado, no me parece una idea lógica con el Periodismo independiente.

Por concluir, MarcoMac dijo “Solo pido contraste y respeto, por lo demás cada uno tiene su punto de vista”. Ídem, caballero, respeto mediático.

- Otro comentario de MarcoMac, en el que cita a un juez que habló en un medio radiofónico:  “¿Qué es eso de la reinserción? La reinserción es para aquellos que no hayan cometido un delito y tengan problemas sociales o para los que una vez lo hayan hecho hayan terminado su pena. La cárcel es un castigo y como para educar bien a los niños hay que castigarlos y mantener el castigo hasta el final hay que hacer lo mismo con los criminales. Deben tener un castigo y cumplirlo, la reinserción es otra cosa”.

Me sorprende de una manera exagerada que estas palabras las haya dicho un juez de verdad (no pongo en tela de juicio tu cita, MarcoMac, sólo cuestiono al emisor del mensaje). Mi opinión: este juez no debe entender muy bien de qué va el Derecho, ese gran misterio. Cuando dice esta perla, que debería pasar a los anales de la historia, “La reinserción es para aquellos que no hayan cometido un delito y tengan problemas sociales”, me doy cuenta de que este hombre no es un argumento de autoridad. Para empezar, es una frase sin sentido ¿Qué es un problema social?, ¿la droga?, ¿el botellón? La reinserción se entiende como un mecanismo del Poder Judicial para optimizar al individuo a una sociedad donde no encaja; ¿por qué vas a reinsertar a un fumador de marihuana, que lo hace de manera voluntaria?, que me reinserte a mí por hacer botellón. No señor, la reinserción es un mecanismo para problemas serio, para el momento en el que el individuo rompe las reglas y termina en prisión; y debe realizarse en el mismo centro, porque la única manera de que cumpla de verdad su pena es que la entienda. Si no, no servirá su paso por prisión.

Luego, el citado juez, dice que castigar a los niños es la manera correcta de educar. No sé, yo suelo sospechar por naturaleza, pero creo que le educación ha evolucionado y ya no nos enseñan con el método del premio y el castigo. Creo que las últimas investigaciones, publicadas hoy a las 3 de la mañana, dicen que no somos como perros. Dicen, claro, los científicos, que no los jueces.

Con este comentario doy por terminado mi reflexión, extensa, y puta para el lector, del día. Ojalá el debate continúe por senderos racionales.

* He destacado en negrita las palabras sobre las que centro mi reflexión

About these ads

7 responses to “Reflexión sobre la pena de muerte

  • Mari Trini Giner

    Respecto a la cita del link que dejé, SÍ, efectivamente decía eso, pero no SOLO eso, continuaba con:

    “Lo que pasa es que ni esto es Chicago en los años veinte, ni padecer un hecho terrible carga de razón a quien lo sufre. ¿Deben decidir las víctimas de los accidentes de tráfico cuáles han de ser los límites de velocidad?

    La cadena perpetua es la ley del talión vestida de Versace, tan brutal como dejar mancos a los ladrones y bastante antieconómica.”

    Y si se lee el post que enlacé completo, entre otras cosas podemos leer:

    “¿El OBJETIVO de la JUSTICIA DEBE ser IGUALAR en barbarie a los CRIMINALES?”

    Mi intención cuando dejé el link era razonar sobre el post, ya que, menciona comentarios sobre el tema en distintos medios, solamente eso.

    Gracias por tu aportación y por la mención ;)

    Saludos

  • MarcoMac

    Sin quererlo estoy entrando en este juego revanchista en el que sabiamente no volveré a caer

  • zaybat

    Compañero, yo he hablado en mi blog sobre este mismo tema, quizá te parezca enriquecedora la experiencia como a mí me lo ha parecido conocer tu opinión. Aquí te dejo la entrada por si te interesa:

    http://larevuelta.wordpress.com/2009/02/23/21/

    Por cierto, soy amigo de Multe y Pablo Lopez, de ahí que conozca el blog.

    Un saludo!

  • Baobabs

    Estoy de acuerdo en todo el sensacionalismo que implican este tipo de noticias, acrecentado tanto por el espectador como por los medios que revelan detalles morbosos para subir la audiencia… es vergonzoso; no son pocos los artículos que aparecen en la prensa defendiendo un poco de cordura en la manera de llevar temas tan delicados,
    Saludos.

  • david

    solo te diré que una pena de diez años es un gran castigo para una persona que le ha quitado la vida a otra como dices, si te tocara sufrirlo de algun familiar tuyo cambiarias tu contesto. ¿por que darle la segunda oportunidad a alguien que no la dió cuando pudo, sino que encima cegó una vida? ¿quien somos nosotros para castigar a una persona de por vida? a eso te refieres ¿no?, ¿quien son ellos para matar a nadie?, hay asesinos que por ser menor de 18 años solo cumplen 3 o 4 años por un caso similar, ¿eso es reincertar a una persona?. ¿y cuantas muertes ha habido de manos de asesinos que gozaban de permiso carcelario o salieron de la carcel?. ¿me lo dices? ¿o es que ahora va a resultar que no hay ningun caso? no quiero dictadura, quiero libertad y para tenerla no hay que tener miedo a la juzticia, pero si respetarla y es lo que no hay hoy, respeto hacia ella debido a que no hay castigo.

  • Daniel Rivas Pacheco

    La característica propia, por así decirlo, de la justicia es que se elaboran las leyes sin tener en cuenta el contexto del legislador. Además de que tu argumento es el tópico de demagogia que se utiliza para atacar a la justicia: …¿y si te toca a ti?

    Que haya asesinatos durante un permiso no es culpa del sistema de reinserción social, lo será de los psicólogos que no han sabido valorar bien al reo, de los funcionarios encargados de vigilarlo, de las fuerzas de seguridad, etcétera.

    Lo de la segunda oportunidad a otras personas es básico si hablamos de que vivimos en una democracia: todo el mundo debe tener una segunda oportunidad porque otorgamos (en democracia) el derecho de que todos somos iguales, por tanto, con las mismas circunstancias. Si una persona asesina es por un desajuste de sus circunstancias, por tanto, un fallo que la democracia ha de subsanar en la cárcel.

    No se mata de manera gratuita.

    Lo del respeto a la democracia (temor que digo yo) sigue siendo lo mismo que he dicho en el post: no se puede respetar una ley por el castigo, se respeta porque aceptamos que el legislador es legítimo

  • Natalia

    Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres. Los hombres no nacen buenos ni malos, los hace buenos o malos la sociedad. Muy interesante tus reflexiones, las comprato.
    Gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 61 seguidores

%d personas les gusta esto: